Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por Gety Pavez VIdal  
Jueves, 21 de Septiembre de 2017 11:57
  
-Cinco familias beneficiadas vivirán en el nuevo conjunto Monte Verde de Machalí. 

“Es grande la felicidad porque ya salimos del frío”, explicó Luis Moncada Espinoza al recibir su nueva vivienda en el Conjunto Monte Verde de Machalí tras dejar la difícil vida junto a otras cuatro familias en el Campamento Santa Lucía de Rancagua. 

Así lo destacó el director regional de Serviu, Víctor Cárdenas Valenzuela, quien explicó que “dentro de las alternativas que se trabajan con las familias de campamentos está la posibilidad de que ellos busquen viviendas en la oferta que hoy existe para poder aplicar un subsidio de compra de vivienda. Es así como una gestión de parte del equipo de Campamentos de Serviu ha permitido que se puedan adquirir cinco viviendas luego de una conversación con la inmobiliaria y pudimos entregarles el viernes pasado sus nuevas casas”.

Cárdenas destacó que “ahí pudimos ver su entusiasmo y sobre todo la esperanza que les da poder comenzar esta nueva etapa en una vivienda de esas características en un barrio muy consolidado en una importante comuna de la región”. 

El director de Serviu O’Higgins subrayó que “estamos contentos por las familias y porque estamos avanzando en lo que significa trabajar con los campamentos. Recordemos que hay obras importantes en ejecución hoy día como la construcción de los proyectos Las Pircas y José Miguel Carrera, en Requínoa y Mostazal, respectivamente, y donde vamos a poder solucionar la problemática habitacional de campamentos en la región de manera bastante importante”. 

La felicidad de las familias beneficiadas quedó reflejada en Luis Moncada Espinoza, quien agregó que esta nueva vivienda “nos cambió la vida cien por ciento, es una casa grande, tiene tres dormitorios, living, comedor y cocina aparte, y el baño. El patio es grande también”.

Asimismo, su esposa, María Teresa Prado, complementó sus palabras expresando: “yo soy la más feliz de todos y agradecida porque aquí en Serviu nos ayudaron mucho para salir de ahí, vivimos años en ese campamento, pasando frío con nuestros hijos. Pero llegó el día, así es que estoy muy agradecida y feliz con nuestra casita”.