Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Escrito por Gety Pavez VIdal  
Jueves, 05 de Enero de 2012 14:50
altTiene 58 años y manipula a la perfección el adobe. Su experiencia y ganas de colaborar con la reconstrucción lo llevaron a trabajar en el levantamiento de viviendas patrimoniales de esta comuna.

Jueves 5 de enero de 2012. José Bernardo Sepúlveda, más conocido como “Don Beño”, es el maestro responsable de la reconstrucción de las 3 primeras viviendas de carácter patrimonial que hoy se levantan en  Peralillo. Los subsidios asignados dentro del proyecto de Reconstrucción Patrimonial en esta comuna suman un total de 142, de los cuales hasta el momento los primeros 8 están en manos de este maestro encargado de obras.
Es criollo de la zona, tiene 58 años y manipula a la perfección el adobe, aprendizaje heredado de su padre.

Don Beño proviene de una numerosa familia constituida por doce hermanos, de los cuales 8 son hombres donde tan sólo él siguio los pasos de su padre, quien era maestro adobero. Acompañándolo desde muy pequeño entendió que le apasionaba lo que su padre hacía. “Siempre me gustó meter las manos al barro, cuando mi padre salía a trabajar, yo me adelantaba y le tenía listos los adobes o le acarreaba el barro”, comenta emocionado al mencionar esos lindos recuerdos. De este modo fue que aprendió técnicas de construcción, aplicaciones y lo más importante: el amor a su trabajo. A diario se levanta orgulloso y contento, esto porque ve reflejado sus conocimientos y su pasión en cada una de estas casas y sobre todo comprende que está colaborando con la mantención de las tradiciones arquitectonicas patrimoniales de nuestro país.

“Así como don Beño, hay muchos trabajadores que han colaborado con  sus conocimientos a esta enorme tarea que es la reconstrucción de la región en los distintos programas del Ministerio de Vivienda y Urbanismo. De esta manera, se demuestra que con un trabajo integral y comprometido  de todos los sectores y actores involucrados en la reconstrucción podemos sacar adelante esta difícil misión encomendada por el Presiente Sebastián Piñera”, sostiene el Seremi de Vivienda y Urbanismo, Wladimir Román.

Tanto en el sur como en el norte de Chile, las casas de adobe son aún patrimonio de muchas familias que conservan esta tradición desde tiempos inmemorables. Realizar una masa de barro (arcilla y arena) mezclada con pasto seco y moldeada en forma de ladrillo, permite construir paredes y muros resistentes a la intemperie, los cuales posteriormente se adhieren entre sí con barro para levantar muros.

Esta antigua técnica, se encuentra escasa por estos dias a pesar de que el uso de ella está distribuido por todo el mundo.
Los hijos de Don Beño también han seguido esta tradición familiar, a quienes desde muy niños su padre les enseñó a maestriar convirtiéndose hoy en un soporte fundamental dentro de su trabajo.

Sobre el proyecto

Estos son los 3 primeros subsidios de patrimonio  de la calle Echeñique de un total de 8, incluyendo calle Comercio. La vivienda  proyectada reconstruye la característica patrimonial del sector al plantear una vivienda adosada a la línea oficial. El subsidio adicional de 200 UF es utilizado principalmente en  la estructuración  de los muros y  terminaciones como  cubierta de teja de arcilla en la fachada principal,  ventanas abatibles de madera, puertas de doble hoja,  estucos que conforman un zócalo  a  nivel  de  ventanas,  característico  de  las  casas  de  la  zona;  además incorpora  como terminación de  piso  pavimento  cerámico   tipo  batuco, elementos que aportan  identidad,  calidad  y confort  a la nueva vivienda.