Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por Gety Pavez VIdal  
Lunes, 05 de Agosto de 2013 09:43
 Hay pocas cosas más terribles que llegar a la casa y encontrar la puerta de entrada forzada o alguna ventana rota y al entrar darse cuenta que varios objetos de valor han desaparecido. Hay personas que no quieren contratar una empresa de seguridad, poner cerco de alambre electrificado sobre las rejas de la casa o dientes de tiburón en las panderetas porque no es estético o no quieren sentirse encerrados, aún así hay medidas que podemos tomar y Marcelo Lucero, Director de la Escuela de Construcción y Obras Civiles de AIEP, aconseja cómo proteger nuestra casa y hacerla menos tentadora para los ladrones: 

Lo principal es poner dificultades, partiendo por la primera barrera de entrada a la casa o perímetro, que es la reja y paredones que la separan de la calle y de las viviendas vecinas. Existen puntas para rejas y portones, se instalan en la parte superior y tienen diferentes formas como las puntas de lanza o dientes de tiburón, si bien no son bonitos, son una buena medida de disuasión. 

La vegetación no debe ocultar la entrada al inmueble, beneficia a los amigos de lo ajeno, que pueden actuar con más calma al quedar ocultos y fuera de la vista de los vecinos. 

Además, es importante que tenga claro, que los arbustos y árboles bien cuidados son señal de que es habitual la presencia de personas en la casa.

La iluminación exterior es fundamental, las luces deben estar ubicadas en todas las paredes exteriores, en especial cerca de ventanas y puertas de entrada. Otro elemento muy útil son aquellas que se activan mediante un sensor de movimiento, ya que el ladrón se siente descubierto y huye. 

Refuerce las puertas de ingreso, hay de madera maciza e incluso blindadas, las que tienen vidrio son fáciles de romper, pero un panel de policarbonato puede ser una buena manera de asegurarlos. Revise las cerraduras, ya que de poco sirve si los tornillos no están bien firmes a la superficie, si tienen sólo un punto de anclaje es mejor incluir un cerrojo adicional.

La mayor recomendación para las ventanas es preocuparse por los cristales, los más resistentes suelen ser costosos, por lo que es recomendable instalar uno de doble capa o con una película resistente. Instalar protecciones es otra opción, pero debe recordar que son muy peligrosas, ya que entorpecen la salida en caso de emergencia.

Refuerce las bisagras de pasadores desmontables en los accesos que den al exterior, para impedir que los ladrones saquen los pasadores  y alcen puestas o ventanas. Perfore un agujero en una de las hojas de la bisagra e inserte en el un pasador de acero de 0,64 de diámetro, permita que sobresalga 1,27 cm aproximadamente. Luego perfore la hoja opuesta a la misma altura, para dar cabida al pasador que acaba de instalar. La idea es que quede una especie de traba en la bisagra entre el marco y la puerta cuando ésta se encuentre cerrada.

No olvide los marcos de puertas y ventanas, los ladrones pueden forzarlos o romperlos de un golpe, refuércelos colocando tornillos en varias partes.